Revista Huellas del Futuro | año 2017 vol. 4

“Recibir un diagnóstico de cáncer es una de las noticias más difíciles de asimilar. Sin embargo, en el proceso, Dios me enseñó que confiando en su misericordia, todas las metas se pueden alcanzar”. Con ese espíritu valeroso, Arelis Cardona Agostini logró culminar su Bachillerato en Trabajo Social. En 2009 su vida cambió. La diagnosticaron con cáncer de tiroides. Su esposo y su hijo de 12 años, recuerda, fueron su motor de arranque. Así que decidió hacer cosas diferentes en su vida. Fue estudiante hasta 1993 en el recinto de Mayagüez, pero suspendió sus estudios. Fue esta noticia la que la impulsó a retomarlos. “Decidí regresar a mis estudios universitarios y obtener de ese tiempo lo mejor que pudiera sacar”. Aracelis, de 46 años, ahora celebra su graduación del recinto de Mayagüez de la PUCPR. “Lograr esto es como alcanzar una gran meta, culminar unos planes, darte la oportunidad de crecer, no quedarte en el mismo sitio. Yo veo mi sobrevivencia de cáncer como una oportunidad de hacer cosas nuevas y vivir diferente” sostuvo a Huellas del Futuro. Y no solo eso, si no que este éxito lo celebra con su hijo. El joven de 18 años fue su compañero de clases, pues también es estudiante de educación en inglés en el Recinto. “Hoy no solo tengo la bendición divina de alcanzar una meta, sino que la comparto con mi único hijo, quien es mi compañero de estudios y colega en el cuadro de honor de la Universidad, pues ambos fuimos reconocidos. Mayor regalo Dios no pudo darme” exclamó. Para ella este proceso no fue fácil. Además de ser madre, trabaja en un bufete de abogados y su salud estaba comprometida por tantos tratamientos. Hoy, como sobreviviente de cáncer, dice “Tienes que atravesar siempre sacrificios y esforzarte para lograr tus metas. Nada llega a uno fácilmente. Todos enfrentamos problemas, todo depende de cómo lo mires. Hay que mirarlo con entusiasmo para aprender y disfrutar cada momento” resaltó. Este caso se une a otras historias de Pioneros que recibieron su grado durante los actos de graduación del recinto de Mayagüez de la PUCPR. Everick Alicea Valle se gradúa de ciencias generales y ya fue aceptada para estudiar su Maestría en Neurociencias en Estados Unidos. “Cuando recibí el correo de la universidad informando que me habían aceptado fue una emoción increíble. Lloré de emoción y hasta un screenshot del email de la carta de aceptación le envié al Dr. Raúl Rodríguez, profesor de Química”. Durante su graduación, recordó lo aprendido en La Católica. “Tuve unos profesores excelentes y dispuestos siempre a darme la mano, a aconsejarme y a educarme. Estoy súper segura de que llegaré lejos con todo lo que la Universidad me ofreció durante estos años de estudios. Estoy feliz con la experiencia académica y social que me brindaron”, apuntó Everick. El presidente de la PUCPR, Dr. Jorge Iván Vélez Arocho y la rectora de Mayagüez, Dra. Olga Hernández de Patiño otorgaron grados a 229 Pioneros. La graduación se celebró el 8 de junio en el Palacio de Recreación y Deportes de Mayagüez. Se otorgaron 151 bachilleratos, 20 maestrías, 26 grados asociados y 2 certificados técnicos no universitarios (27 de artes culinarias y 5 de asistente CelebranenMayagüez los actos de graduación A pesar del sacrificio, logran cumplir sus sueños

RkJQdWJsaXNoZXIy NzUzNTA=